Cara a Cara con Dios

  • admin 

 

 Durante mucho tiempo, el Cristiano ha intentado infructuosamente conocer a Dios y tener una relación intima con el Espíritu Santo, acude a costosos encuentros y retiros espirituales, donde tienen un encuentro con sus emociones, con visiones de hombres que al final termina en fracaso y esclavitud. 

El Señor en este tiempo nos está guiando a que preparemos a la gente para que tengan un encuentro real, un verdadero cara a cara con El Señor y que haya una verdadera transformación en Cristo, sin métodos, sin visiones, solo con el Amor de Dios y la Unción y el poder del Espíritu Santo derramado en cada vida.

CARA A CARA CON DIOS, EL VERDADERO NACIMIENTO – DE CARNE A ESPIRITU

Génesis 32:1-2

 Jacob venia de pasar uno de los momentos más difíciles de su vida. Su enfrentamiento con su tío Labán fue terrible. Jacob huyó de Labán debido al continuo engaño que le propiciaba. Pero antes de entrar a Mahanayim es necesario estudiar el trato personal que Dios tuvo con Jacob antes de su Nuevo Nacimiento:

 

  1. Dios le da una promesa a Jacob desde antes de nacer, en vientre de Rebeca su madre, Génesis 25:22-23.
  2. Jacob le compra la primogenitura a su hermano Esau por un plato de lentejas, Génesis 25:27-34.
  3. Guiado por su madre Rebeca Jacob le quita la bendición de su Padre a Esau, la que le había comprado por un plato de lentejas rojas, Génesis 27:27-29.
  4. Esau se llena de amargura ante la respuesta de Isaac con respecto a la primogenitura, Génesis 27:34.
  5. Isaac bendice a Esau, pero le reitera que será siervo de su hermano Jacob, Génesis 27:39-40.
  6. Esau aborreció a Jacob y propuso en su corazón matarlo. Por esta razón Jacob consulta a Rebeca y huye a Padan-Aran a casa de su tío Labán. Antes de su partida Isaac le ordena que no tome mujeres cananeas, Génesis 28:1, mientras que Esau en completa desobediencia toma como esposa una mujer cananea.
  7. Cuando Jacob salió de la tierra de su padre huyendo de su hermano Esau, acampó en un lugar llamado luz y tuvo su primera experiencia con Dios.
  • Soñó con una escalera que llegaba al cielo y de ella subían y bajaban ángeles.
  • En lo alto estaba Jehová, le confirma el pacto que hizo con Abraham, Génesis 28:13-15.
  • Jacob llamó a aquel lugar Bethel e hizo voto con el Señor, Génesis 28:17-22.

 

Cuando Jacob llegó a Padan-aram, encontró a Raquel, la hija de Labán, hermano de su madre. Las Escrituras dicen que «Jacob besó a Raquel, y alzó su voz y lloró. (Génesis 29:11) Él estaba muy enamorado, y quería casarse con ella. Debido a que no tenía dinero, acordaron que Jacob trabajara siete años para pagar por su novia. La Biblia dice que «le parecieron como pocos días, porque la amaba.” Pero, su casamiento fue un desastre,  Jacob fue víctima de un engaño, Labán había prometido darle a Raquel por esposa, pero en vez de ella, le dio a Lea su hija mayor. Recuerde que la madre de Jacob, Rebeca, era la hermana de Labán. Ella y su hermano eran engañadores. Rebeca había conspirado con Jacob para engañar a su propio esposo y estafar a su propio hijo. Labán conspiró para engañar y estafar a Jacob. Jacob huye de su tío Labán y en el monte de Galaad se reconciliaron y los bendijo.

Dios le dijo a Jacob que regresara a la tierra de sus padres, Génesis 31:13, cuando se acercaban al río Jordán, los ángeles le salieron al encuentro y dijo Jacob cuando los vio: Campamento de Dios es este y llamó el nombre de aquel lugar Mahanayim. Génesis 32:1-2.

CARA A CARA CON DIOS: Primer paso para volver al Padre, es un lugar de refugio cuando somos perseguidos, lugar de esperanza, lugar sagrado, lugar de adoración, lugar de paz, lugar del Padre, lugar de decisiones, lugar donde se junta el cielo con la tierra, es la maravillosa demostración del amor de Dios hacia nosotros.

PASAR DE CARNE A ESPIRITU: Siempre debe haber un Nuevo Nacimiento, para que vengan verdaderos cambios en tu vida física, emocional y espiritual, Dios una vez más,  muestra el ejército del cielo, Dios mueve su ejercito en Mahanayim, detrás de cada aflicción de los justos, siempre hay un cambio, el amanecer, el atardecer, la noche y el nuevo amanecer, es un ciclo permanente en la vida de los hijos de Dios, es necesario que entienda que siempre los ángeles de Dios están a nuestro alrededor, en todos estos ciclos. Es algo precioso, inédito, sobrenatural, los Reinos se juntan, se entrelazan, la tierra y el cielo son uno aquí en MAHANAYIM.

 

Jacob en sus fuerzas despachó a sus siervos con regalos lujosos para Esau y durmió allí en esa noche, Génesis 32:22-32 y un varón apareció y empezaron a pelear. Fue una batalla feroz, el hombre le jaló la pierna y esta se desencajó de la cadera. “Déjame», clamaba el varón, Jacob le respondió, «No te dejaré, si no me bendices”. «¿Cual es tu nombre?”, preguntó el varón, ”Jacob» fue la respuesta. Entonces el dijo: «No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido”. Jacob coloca el nombre de ese lugar Peniel porque dijo: Vi a Dios cara a cara y fue librada mi alma.

Jacob nunca fue el mismo. Ahora cojeaba hubo muchos cambios en su vida, fue el punto decisivo en su vida, aprendió a que no debía hacer las cosas en sus fuerzas, ahora había aprendido a depender de Dios, había aprendido que Dios es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos.

 

Ven a un verdadero CARA A CARA con Dios, Inscribete ya, es totalmente gratis. Tel 2875638