<iframe src=’https://podomatic.com/embed/html5/episode/9419794?autoplay=false’ height=’208′ width=’504’frameborder=’0′ marginheight=’0′ marginwidth=’0′ scrolling=’no’ allowfullscreen</iframe>

Isaías 61:4, Isaías 58:11-12, Génesis 3:17-19, Génesis 4:11-12, Salmo 58:1-2. La bendición de Jehová es la que prospera nuestros caminos, Dios le da la bendición al hombre, y le entrega por posesión por herencia la tierra.

Dios es un Dios de orden y siempre nos da un mandato para que nosotros seamos obedientes, por causa de nuestra desobediencia abrimos puertas de maldición a nuestras vidas… “Por causa de mi pecado yo tomo responsabilidad de que MI tierra ha sido maldita por mi y por lo tanto ha cerrado su boca para bendecirte, soy responsable de lo que ocurre en mi tierra, más hoy tomo la decisión de volverme al Señor con todo el corazón para que comience un tiempo de restauración de los muros y las puertas de mi tierra”.
¿Que errores quisieras corregir si pudieras viajar al pasado?, esa es una pregunta, y se quedaría solo en una pregunta… con muchas respuestas, pero sin solución.
Sería tan bueno poder viajar al pasado y corregir todos nuestros errores, ¿verdad? Pero lamentablemente no se puede, todos hemos cometidos errores y definitivamente hemos experimentado en carne propia lo que es el dolor de tomar decisiones equivocadas.
No importa el pecado o los errores que hayas cometido, la fidelidad de Dios permanece, aun cuando nosotros seamos infieles. Él nunca cambia. Escucha las charlas en el nuestro podcast o en iTunes