Portada » Charlas ETP » Quita la Joroba de tu vida, tu hogar y tu descendencia

Quita la Joroba de tu vida, tu hogar y tu descendencia

Lucas 13:11, Salmo 55:22, Mateo 11:28, Salmo 40:2, Isaías 10:27, Isaías 9:4, Gálatas 5:1, Isaías 65:23.

la Biblia habla cosas que no podemos ver, cosas invisibles, pero que ejercen un efecto muy poderoso en la vida de todas las personas. Por ejemplo: ligaduras de impiedad, cargas espirituales, yugos espirituales, cargas de opresión, ataduras o cadenas espirituales.

Este tipo de elementos espirituales están presentes en nuestra vida y afecta de tal manera que te impide realizarte como persona, avanzar en los propósitos que Dios tienes para tu vida, tu hogar y tu descendencia.

Una carga o un yugo es un elemento espiritual que nos aflige en el área emocional, física, sexual, económica o espiritual destruyendo la libertad de una persona y no te permite avanzar en los propósitos de Dios.

Las Escrituras utilizan diferentes figuras proféticas para ilustrar cómo opera una carga o un yugo que producen joroba en tu vida: Cuerdas, pesadas cargas, molinetes, grilletes y cadenas. Todos tienen algo en común: oprimen y atormentan.

Toda carga o yugo espiritual, emocional, físico, económico con el paso del tiempo termina desarrollando un hábito y una conducta, que luego generan más hábitos y más conductas destructivas y al final aceleran el deterioro físico en la persona produciendo enfermedades cardíacas, enfermedades en los huesos y enfermedades terminales.

Las cargas o yugos se fundamentan con el pecado, la maldad, la iniquidad y la fuente que lo alimenta son la ira, el odio, el rencor, la amargura y la raíz de amargura, una relación sexual inapropiada, una relación peligrosa y obstinada, una obsesión con alguna persona o cosa, la idolatría, los pactos y/o compromisos que adquirimos a nivel físico, económico, sexual, emocional y espiritual.

Las cargas y los yugos que producen joroba en nuestra vida, familia y descendencia son invisibles, la manera de identificarlos son:

  • Cuando existe una carga pesada sobre ti.
  • Produce un sentimiento de culpa y dependencia.
  • Lo disfrutas por momentos o períodos de tiempo y luego te das cuenta que está destruyendo tu vida.
  • Te agrada pero te lastima, te agrada pero te produce tristeza, sientes que oprime tu vida, y no te deja avanzar, todo esto te lleva a lugares espirituales de cautividad: Pozos de desesperación, lodos cenagosos y círculos viciosos.
  • Sexuales: Las ataduras del alma se forman por medio de pactos. El sexo es una forma muy poderosa que el diablo usa para formar ataduras del alma, el acto sexual causa que dos se unan en uno, no solo físicamente sino que también en el alma. 1ª Corintios 6:16-18; Génesis 34:1-3, 8 (Dina); Jueces 16:16 (Sansón), 2ª Samuel 13:1-3,11-19 (Tamar); A lo largo de toda su vida, la persona, ha acumulado una serie de recuerdos y experiencias que van distorsionando su comportamiento sexual actual, llevándolo a situaciones desordenadas. La lista de problemas derivados de nuestra sexualidad herida es muy extensa: promiscuidad, deseos inmorales, lujuria, morbosidad, impotencia, frigidez, aberraciones, conductas agresivas, violaciones, divorcio, adulterio, fornicación.
  • Pactos: Las ataduras del alma se pueden formar por medio de malas relaciones con gente, objetos o actividades tales como pactos de sangre, pactos de sal (irrompibles), pactos de brujería y hechicería, magia blanca/negra, pactos económicos, pactos a través de palabras de maldición, se pueden formar por medio de autoridades abusivas y corruptas, las cuales controlan y practican un sometimiento a la fuerza.
  • Incestos: La perversidad sexual, especialmente entre la familia es común. Esto ocurre cuando hay relaciones sexuales entre: padre/hija, madre/hijo, hermano/hermana, primo/prima, tío/sobrina, suegro/nuera, etc. Esta es una perversión de la buena relación que Dios diseñó para las familias y sobrepasar los límites puesto por Dios en nuestra relaciones familiares creamos ataduras del alma que hacen mucho daño a toda la familia.
  • Espíritus de Muerte: Cuando un miembro de la familia o un amigo cercano muere, la atadura del alma con esa persona debe ser removida.
  • Ataduras por la Idolatría: Un ídolo es cualquier cosa que ponemos entre Dios y nosotros, un ídolo es aquello en lo que ponemos toda nuestra confianza, prioridad o valor más que en Dios. La Biblia dice que los que se unen a ídolos se vuelven como ellos.
  • Tu Pasado: Estas ataduras son como eslabones de una cadena que nos mantienen firmemente unidos al pasado. Esta herencia espiritual negativa se manifiesta porque abrimos alguna puerta, dándole al enemigo el derecho legal de entrar. Estas ataduras generalmente afectan nuestra mente, voluntad y emociones y traen como consecuencia comportamientos como explosiones de ira, rebelión, depresión, suicidio, hambre compulsiva, mentiras, robo, pecado sexual, adicciones y comportamientos destructivos.
  • Falta de Perdón: Perdonar significa terminar definitivamente con el deseo de devolver “la basura”; no recordar más el asunto. Significa renunciar a la ira y al resentimiento y, de ese modo, liberar al deudor y, de paso, romper con un yugo que nos perjudica a nosotros mismos. El perdonar es una decisión de la Voluntad.
  • Ocultismo: Deuteronomio 18:9-14 declara que las prácticas ocultas son abominación a Jehová. Esto se refiere a la Astrología (Lectura de horóscopos, lectura de las manos, tabla Ouija, Tarot, adivinación, brujería, magia blanca/negra, sociedades secretas, hechicería.
  • Ataduras Financieras: El plan de Dios es Bendecirnos, en todo, dice la Palabra en  Hageo 1: 5-7.
  • El verdadero problema no es cuanto tienes o cuanto ganas; es como lo gastas, la esclavitud financiera es todo lo que te ata a tu dinero y no te permite experimentar un verdadero contentamiento o satisfacción, tu dinero te lleva a tensiones, no te permite dormir, te produce enfermedades y te destruye moral, física y emocionalmente, te aparta de Dios y tu familia.
  • Indiferencia ante las cosas de Dios (Hageo 1:2-6). El amor al dinero (1ª Timoteo 6:10). Incurrir en pecados financieros como el fraude, extorsión, el soborno, etc. Al incumplir los principios bíblicos que producen tus bendiciones financieras.
  1. Ataduras Físicas: Enfermedades adquiridas y enfermedades generacionales.

Dice la Biblia que la unción pudre el yugo. La unción es lo único que va a hacer que haya un rompimiento en la vida de muchas personas. La unción es la que rompe el yugo de la esclavitud, el yugo financiero, el yugo de la enfermedad, el yugo de las ataduras hereditarias, el yugo sexual, emocional, espiritual etc.

Isaías 9:4: “Porque tú quebraste su pesado yugo, y la vara de su hombro, y el cetro de su opresor, como en el día de Madián.”,  Isaías 61:1-7.

Isaías 10:27: “Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción”.

Jeremías 30:8 “Y será en aquel día, dice Jehová de los ejércitos, que yo quebraré su yugo de tu cuello, y romperé tus coyundas, y extraños no lo volverán más á poner en servidumbre”.

Nahum 1:13 “Porque ahora quebraré su yugo de sobre ti, y romperé tus coyundas.”.

Jeremías 45:5

Escucha las charlas en En iTunes o en Spotify Recuerda unirte a nuestras transmisiones en vivo de los cultos todos los domingos a las 9AM y los martes a las 6PM durante el periodo de cuarentena!