Portada » Charlas ETP » No huyas De Dios, tu, tu hogar y tu descendencia

No huyas De Dios, tu, tu hogar y tu descendencia

Jonás 1:3, Isaías 29:15.

  • ¿A que debes renunciar en tu vida que está en contra de Dios?
  • ¿Que quieres que Dios transforme en tu vida, tu hogar y tu descendencia ?.

El Señor nos ha dado promesas de restauración, restitución y sanidad de las familias de la tierra a través de Malaquías 4:6, Joel 2:19, 23-26, nosotros hemos creído en esas promesas por tal razón nos enfocamos a lo que es importante: nuestra vida, hogar y descendencia.

El mundo ha afectado mucho al pueblo de Dios, hasta tal punto que hemos llegado a fracasos en todos las áreas de nuestra vida: emocionales, sexuales, espirituales, familiares y ha inundado con sus filosofías a los hombres y esto se ha introducido en la iglesia cristiana y se ha regado hasta tal punto que muchos llaman a lo “malo bueno y a lo bueno malo”.

  • La maldad ha llegado hasta el cielo, y muchos saben hacer lo bueno y no lo hacen y la palabra dice “Y el que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado”, Santiago 4:17. Es el tiempo de levantarnos e ir tras el propósito de restaurar, restituir familias y descendientes, de hacer lo que es importante.
  • La mentira: La verdad me permite ir a la dirección correcta, me permite confiar en el Señor y en Sus mandamientos y en los planes y propósitos que el Señor tiene para mi vida, mi hogar y mi familia, porque El es la Verdad y la vida. La mentira se encuentra en nuestras calles, en nuestros hogares a través de la televisión, en los centros comerciales, en las escuelas, en la música que escuchamos y, tristemente, en la iglesia, ¿habrá verdad alguna?, el mundo y el pueblo cristiano prefiere las mentiras que la verdad, los líderes cristianos enseñan sus propias verdades y no las verdades de Dios, creen que dominan y manipulan e imponen sus reglas basados en sus múltiples visiones, cursos teológicos, terminamos siendo dominados y manipulados, los cuales nos ponen a hacer cosas que ellos no pueden hacer, e inducen mentiras que chocan contra toda verdad.
  • La desobediencia: Una de las causas de la desobediencia a lo que el Señor nos dice a través de la palabra es por nuestra rebeldía, prácticamente queremos hacer los que se nos da la gana y esto trae consecuencias que terminan destruyendo nuestra vida, nuestro hogar y nuestra descendencia. La rebeldía se muestra por nuestra falta de audición y ceguera, nos volvemos ciegos y sordos, está escrito en Jeremías 6:10 y en Ezequiel 12:2.

Todos piensan que “hacer lo correcto” es hacer lo que les toca hacer, lo difícil no es hacer lo correcto, lo difícil es saber que es lo correcto, y hacer lo correcto es hacer lo que la Palabra de Dios nos dice que tenemos que hacer”.

Cuando aceptamos a Cristo en nuestro corazón, todas las promesas espirituales se hacen realidad en nuestras vidas por medio de Su sacrificio en la cruz del calvario:

  • Problemas Económicos: Fueron llevados en la corona de espinas; la maldición de ruina y escasez proferida por Dios sobre la tierra para el hombre en el libro de Génesis 3:17b-18; “Maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Espinos y cardos te producirá”.
  • Problemas físicos: En Isaías 53:4a la Palabra dice: “Ciertamente llevó nuestras enfermedades,” y en Isaías 53:5b: “… Y por Su llaga fuimos nosotros curados”.
  • Problemas emocionales: En Isaías 53:4a la Palabra dice: “… Y sufrió nuestros dolores”.
  • Problemas espirituales: En Isaías 53:5a la Palabra dice: “Más Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él…”.

Escucha las charlas en el nuestro podcast o en iTunes