Portada » Charlas ETP » Lo Oculto del Corazón en tu vida, tu hogar y tu descendencia

Lo Oculto del Corazón en tu vida, tu hogar y tu descendencia

Jeremías 17:9-10.

El corazón es el lugar donde Dios quiere obrar el mas grande de los milagros, por esta razón es necesario que todo lo que hay en el debe ser expuesto a la luz para que pueda ser transformado, según la promesa que el Señor nos ha entregado en el libro de Ezequiel 36:26: «Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne”. Pero es necesario escudriñar lo que hay en el corazón para que el Señor cave profundamente y saque toda raíz de maldad, de pecado y de iniquidad con la cual se ha contaminando tu vida, tu hogar y tu descendencia.

La pregunta es ¿Que contiene tu corazón? La palabra dice en Mateo 15:16-20 y es la resultante de todo lo que han sembrado y sembraste en Él desde el momento mismo de la concepción hasta hoy. En el corazón están todas las áreas de nuestra vida: área física, emocional, espiritual, económica, y en el se almacenan todos los eventos desde el momento que somos engendrados.

Si alguna de estas áreas estuvieron afectadas por eventos donde la maldad, la iniquidad, el pecado estuvieron presentes entonces producirá enfermedades, desgracias, temores, angustias, quebrantos y se manifestará mediante la ira, contienda, ruina, escasez, destrucción, separación, violencia afectando no solo tu vida espiritual, sino también tu vida emocional, económica y física.

En el libro de Levítico 19:18, esta palabra fue usada por Jesús en Mateo 19:19 y en Mateo 22:37-40, aquí encontramos la raíz de todo el problema, aquí vemos la puerta que abrimos a la contaminación espiritual, emocional, económica y física en nuestra vida, hogar y descendencia, la Palabra dice: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”… El problema de todo esto es que “no nos amamos a nosotros mismos”, porque si te amaras a ti mismo no permitirías que otros pasen por encima de ti (ejemplos reales).

Muchas personas se han vuelto asesinas de si mismos, sus vidas están envueltas en tormentos, muchos se están matando en vida; ya que han alterado:

  1. El área emocional el cual se llena del espíritu de rechazo, de dolor, de fracaso y baja autoestima.
  2. El área espiritual se llena de “El espíritu de culpabilidad”:
    1. La culpabilidad, viene del original griego “ukodikos” que significa: “El que esta bajo juicio y sufriendo consecuencias y castigos por sus malas acciones”, “Sentirse acusado de algo que hizo incorrecto en el pasado y que está recibiendo las consecuencias en el presente”.
    1. Cuando una persona le falla a Dios, satanás levanta un argumento, haciéndole creer que no tiene escapatoria y que es responsable por haber tomado la errada decisión, la conciencia es cauterizada por la culpabilidad y se abre la puerta al espíritu de ansiedad y de temor hasta tal punto que no puede distinguir la diferencia entre el bien y el mal.
    1. El espíritu de culpa oprime y se enseñorea del alma trayendo consigo juicio de condenación.
  3.  
  4. Todo lo que hay en el corazón ha tocado el cuerpo físico convirtiéndolo en un mar de enfermedades tales como artritis, lupus, tiroiditis crónica, asma, problemas digestivos, diabetes mellitus tipo 2, cáncer… y al final produce la muerte espiritual, emocional y física.

Cuales son las consecuencias de atesorar maldad, iniquidad y pecado en el corazón?: En el libro de Mateo 7:16-18 dice: “Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos”, y en el libro de Mateo 12:33-35 El Señor usa esta figura para decirnos que lo que un hombre muestra en su vida es el resultado directa del tesoro que tiene en el corazón, muchos atesoran el odio, el rencor, y este “tesoro” trae ira, contienda y maledicencia, en el libro de Proverbios 4:23 dice: “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida”. Y no guardamos el corazón, lo abrimos y entregamos al primer postor para que hagan con él lo que se les da la gana, no conviertas tu corazón en un contenedor permitiendo que todos echen su basura.

El Señor anhela tu corazón sin importar nuestra apariencia exterior, muchas veces somos parecidos a los escribas y fariseos, “puros por fuera”, pero por dentro eran “hipócritas, sepulcros blanqueados”, Dios no pondrá un remiendo en nuestro corazón, la promesa del Señor es que nos dará nuevo Corazon ya que la naturaleza humana no necesita ser remendada, ni adornada, ni maquillada, no necesita que le coloquen una máscara como usualmente colocamos en nuestras vidas, El Señor decide colocar un corazón nuevo tal y dice la Palabra: «Les daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y pondré un corazón de carne… para que andemos en sus estatutos y guardemos sus preceptos”.

Escucha las charlas en En iTunes o en Spotify Recuerda unirte a nuestras transmisiones en vivo de los cultos todos los domingos a las 9AM y los martes a las 6PM durante el periodo de cuarentena!