Portada » Charlas ETP » Las Palabras producen vida o muerte en tu vida, tu hogar y tu descendencia

Las Palabras producen vida o muerte en tu vida, tu hogar y tu descendencia

Proverbios 18:21, Mateo 12:36, 2ª Pedro 1:19, Santiago 3:5-6.
La lengua tiene la capacidad de definir el propósito y el destino de nuestra vida. Todo lo que sucede en nuestra vida pasa por nuestra lengua. La Bendición o la maldición, la muerte o la vida.

La Biblia es muy clara cuando nos dice que la vida y la muerte está en el poder de la lengua, y nosotros como creyentes tenemos la capacidad de utilizarla produciendo vida, pero muchos se destruyen a si mismos, a su familia y a otros utilizando mal a su lengua lanzando maldiciones, palabras de derrota, sobrenombres y piensan que esto no trae ninguna consecuencia.

¿Que es lo que mueve nuestra lengua de declarar bendición o maldición? La bendición y la maldición son el resultado de lo que dice nuestra lengua de lo que hay en nuestro corazón, Jesús lo declaró en Mateo 15:17-20.

Muchas personas viven con muchas maldiciones, pasan por tragedias y no encuentran una explicación del porque las cosas no le salen bien, y la respuesta la mayoría de las veces está en las palabras necias que fueron dichas o lanzadas contra una persona o incluso contra una cosa. Santiago lo expreso de una manera clara: “Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad,  y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno”, Santiago 3:6.

La lengua es el instrumento visible, que hace posible que, la intención del corazón salga por la boca, por eso Jesús dijo que de la abundancia del corazón habla la boca (Lucas 6:45). Si en tu corazón hay espíritu resentido o rencoroso, esos espíritus tratan de expresarse, tratan de salir, de mostrarse a través del instrumento llamado “lengua”. Cuando alguien expresa rencor, ira, venganza, celos, burlas, desprecio… y maldice a alguien, está enviando sobre esa determinada persona exactamente lo que siente y lo expresa a través del pneuma ( espíritu – explicar ). Aquí es donde podemos describir el aspecto espiritual de la lengua y es precisamente lo que sale de ella, “Palabra”

Toda palabra tiene intensión y toda intensión proviene de un espíritu: cuando hay un espíritu de maldad en el corazón de una persona, el objetivo es herir, entonces, al hablar palabras duras y obscenas, hiere con ellas, y la persona que recibe tal palabra que también tiene un espíritu de maldad también responde con palabras de maldad para producir una herida más grande; cuando entramos en estas actitudes, y ninguno se frena para dejar de herir, al final estos espíritus inmundos cumplen el propósito para lo cual fueron enviados, “DESTRUIR”.

Las enfermedades espirituales de la lengua:

  1. Maledicencia, Salmo 5:9: Ya hemos estudiado sobre las maldiciones que pueden venir de tres formas: por pecados propios, por pecados de los antepasados y por palabras proferidas. Mucha gente tienen maldiciones de pobreza, enfermedades y hasta muerte a través de la lengua, palabras de maldición proferidas, esto es la maledicencia. Es el pecado de echar maldiciones sobre personas que tenemos autoridad, familiares y sobre sí mismo, Santiago 3:8-9.
  2. Las “palabrotas” o palabras vanas, deshonestas o corrompidas: Efesios 4:29-31. De este tema ni debemos detenernos a hablar mucho, pues se supone que cada creyente ya está libre de esto. Pero también debemos tener cuidado con los chistes sucios, con la malicia. Y también con algo que, los cristianos no dan mucha importancia: la gritería: “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia”. Colosenses. 3:8. Algo que debemos entender: “Los sobrenombres” traen carga, propósito y destino, escuche papá y mamá, le guste o no: “Sus hijos no son perritos porque no ladran no lamen el agua y mucho menos caminan en cuatro patas, sus hijos no son gaticos, porque no son felinos ni tienen uñas que arañen, ni actúan independientemente, no maúllan ni ronronean, sus hijos nos son cerditos ni marranitos, no comen algarrobas, no gruñen, sus hijos no son pollitos, nos son amarillos, no andan enfermos, no pian, no comen maíz mirando al piso todo el tiempo, abra sus ojos y sus oídos espirituales, quite de su vida conceptos humanos y mire el mundo espiritual, vea con sus propios ojos en que ha convertido a sus hijos con sus dichos y con los sobrenombres… Ahora mérelo en su cónyuge, todo lo que ha dicho de su cónyuge se ha cumplido al pie de la letra porque usted tiene o tuvo autoridad sobre el… lo mismo el hombre o la mujer que ha tenido chimoltrufias, toda la autoridad que le cedió en que se convirtió, en el problema mas grande de su vida…
  3. Mentira: Es otro pecado muy grave que se hace con la lengua, la mentira es tan sutil que muchos cristianos no son completamente verdaderos y necesitamos ser libres de esto Colosenses 3:9-10; “Vosotros sois de vuestro padre el diablo..”, Juan 8:44, “…Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira Apocalipsis 21:8, ”,….y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”.

Una mirada en el ámbito espiritual:

  • Nos convertimos en homicidas. 1º Juan 3:15 Todo aquel que aborrece a su hermano es HOMICIDA;  y sabéis que ningún HOMICIDA tiene vida eterna permanente en él. La palabra aborrecer significa “amar menos”, y es sinónimo de: odiar, despreciar, desconsiderar, rechazar, no recibir, no aceptar, cortar, anular, ignorar, desear que no exista, no querer ver ni escuchar, no querer saber nada de la persona, no tenerla en cuenta…
  • La Palabra es Espíritu y es Vida: Juan 6:63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las PALABRAS que yo os he hablado son ESPÍRITU y son vida. Aquí también nos revela y confirma un gran misterio del reino de los cielos: LA PALABRA DECLARADA es PODER ESPIRITUAL que puede dar VIDA o MUERTE, exactamente como se expresa en Proverbios 18:21.
  • Mateo 12:34-36. DE TODO LO QUE HABLES, DARÁS CUENTA: Quiere decir que la cuenta la tendremos que pagar… o sea, se pasará factura.
  • CUIDADO CON LOS HECHIZOS. Cosas que se hacen en el reino espiritual a través de lo que sale de la boca.
  • ROMPE LA AUTORIDAD QUE TUVO LA PERSONA SOBRE TI, la única manera es que te desligues emocional, espiritual y física de esa persona, porque lo que te ata es el alma… ( falta de perdón, odio, rencor… ).

Escucha las charlas en En iTunes o en Spotify Recuerda unirte a nuestras transmisiones en vivo de los cultos todos los domingos a las 9AM y los martes a las 6PM durante el periodo de cuarentena!