Jeremías 1:10, 2ª Corintios 11:1-6, 13-15, Números 11:16-17, Ezequiel 36:27.

Nuestra relación con Dios debe ser espiritual y nuestra comunicación con Él debe llevar consigo elementos espirituales, al hacerlo comienza a mostrarse en nuestras vidas el fruto del espíritu, que son la manifestación que el Espíritu Santo está en medio de nuestro espíritu.

Cual es la razón por la cual el fruto del Espíritu no puede estar en medio de nosotros?,  porque “otros espíritus” influencian nuestra vida con sus propios frutos.

Cuando tu eres engendrado, Dios coloca aliento de vida sobre el proceso físico que ocurre en la unión del ovulo con el esperma, allí comienza la formación del alma, el salmista lo declaró en Salmo 139:14-18.

Todas lo que has experimentado desde el momento que fuiste engendrado hasta hoy, comenzó a formar el alma y en cada una de las marcas emocionales (violencia, violaciones, relaciones malignas, pactos, maltratos, deshonra, etc), se abre una puerta para que entre un espíritu inmundo y controle cada área de tu vida.

Para que arranquemos toda estructura espiritual que hay en medio de nuestras vidas y el Espíritu de Dios sea derramado en nosotros tenemos que tomar la decisión de morir, renunciar, quitar, arrancar, destituir con el conocimiento pleno que Cristo ya lo hizo en la Cruz del Calvario.

Este es un principio espiritual que debes conocer: “Aquello que no ha pasado por la muerte nunca podrá ser consagrado a Dios”… Por tal motivo debes recibir:

  • Revelación de lo que Él hizo en la Cruz a través de Su muerte.
  • Experimentar lo que Él hizo en la Cruz y morir a todas aquellas “cosas” que controlan las áreas de tu vida.

Esto no se logra con un conocimiento intelectual sino con una continua relación y cotidianidad con Él.

Lo que está en nosotros, lo que manipula nuestras vidas, no nació en nosotros, fue adquirida por nuestra mente (alma) a través de nuestros sentidos y usando nuestro intelecto y con todo lo que adquirimos se introdujo el (los) espíritu(s) que lo contienen:

  • El conocimiento sexual que adquirimos fue correcto o incorrecto.
  • El conocimiento emocional (amor, benignidad, paciencia, fe, bondad, paz) o por el contrario (odio, maldad, ansiedad, incredulidad, perversidad, intranquilidad, orgullo, descontrol).
  • El conocimiento en el manejo de la economía fue el correcto.
  • El conocimiento familiar, social, …. etc.

Si no nació entonces fue introducido, adquirido, aceptado por nosotros por falta de conocimiento o por un conocimiento incorrecto, en otras palabras se transfirió, penetró, se introdujo en nuestra mente, intelecto, alma, corazón, emociones…etc, hubo una transferencia de ese(os) espíritu(s).

Escucha las charlas en el nuestro podcast o en iTunes