Portada » Charlas ETP » ¿Estas en el libro?, tu, tu hogar y tu descendencia

¿Estas en el libro?, tu, tu hogar y tu descendencia

Lucas 10:20: “Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.”.

1º Pedro 4:18: “ Y si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?”.

La vida del hombre está sometida a continuas decisiones y una de ellas es determinar mi destino y mi futuro no solamente en la tierra, sino también en la vida eterna. Jesús prometió no solamente un presente sino también un futuro, un presente donde tenemos vida y vida abundante y un futuro donde tendremos vida eterna; pero la decisión no es de Él, la decisión es nuestra y hoy lo tenemos que hacer con toda la responsabilidad, no “religiosa” sino “real”.

Desde el comienzo Dios ha querido, ha anhelado un pueblo, un Pueblo conformado por familias formados a Su imagen y semejanza y tanto en el llamado Antiguo Testamento con el pueblo de Israel como en el Nuevo Testamento con los gentiles siempre habló de lo mismo: “Transformar a un pueblo común y corriente en un… Pueblo Santo, Apartado, Único, de Su exclusiva posesión, Pueblo de Su heredad, Pueblo Especial más que todos los pueblos de la tierra”.

El pueblo que Dios está escogiendo al cual Él llama “Santo – Apartado” lo está registrando en un libro llamado “El libro de la vida” y la pregunta siempre es y será la misma… “Esta tu nombre y el de tu familia registrado en ese libro ?”.

Ahora bien, no solo hay un libro, la palabra habla de “Libros”, no uno sino varios. En estos libros se registran los nombres y los hechos de los hombres, por el cual Dios toma las decisiones de la sentencia. Dice el profeta Daniel 7:10b: “El Juez se sentó, y los libros fueron abiertos”. Juan en la isla de Patmos recibe la misma revelación: “Otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida. Y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras” Apocalipsis 20:12.

Jesús lo dijo en el libro de Lucas 13:23-24: “Y alguien le dijo: Señor, ¿Son pocos los que se salvan? Y Él les dijo: Esforzaos a entrar por la puesta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán.”. En el verso 28: “Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac y a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos.”.

  1. El libro de la vida: Contiene los nombres de todos los ciudadanos de la “nueva Jerusalén”.
  • Lucas 10:20: “Regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos”.
  • Éxodo 32:31-32: “Moisés en medio de la hecatombe que vivía el pueblo de Israel en el desierto declaró: “… que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito, y Jehová respondió: Al que pecare contra mi, a éste raeré yo de mi libro”.
  • Filipenses 4:3: “Pablo declara a los Filipenses “… cuyos nombres están en el libro de la vida”.
  • Apocalipsis 17:8: “La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será.”.
  • Daniel 12:1: “… pero en aquel tiempo serán libertado todos los que se hallen escritos en el libro”.
  • Apocalipsis 21:27: “No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en El Libro de La Vida del Cordero.”.
  • Apocalipsis 3:5: “… El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su pobre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles”.
  1. Un libro de memorias: Escrito está delante de Dios, en el cual se registran las memorias de Dios:
  • Malaquías 3:16-17: «Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre.Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.”.
  • Salmos 56:8: “Mis huidas tú has contado; Pon mis lágrimas en tu redoma; ¿No están ellas en tu libro?”.
  • Salmo 139:16. «Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas.”.
  1. Hay un registro también de todas nuestras acciones.
  • Eclesiastés 12:13-14: “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.”.
  • Mateo 12:36-37: “De toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado”.

Escucha las charlas en En iTunes o en Spotify Recuerda unirte a nuestras transmisiones en vivo de los cultos todos los domingos a las 9AM y los martes a las 6PM durante el periodo de cuarentena!